Las obras completas…

Las obras de Maritain no fueron la consecuencia de un plan académico magistral, sino su respuesta constante e inmediata a los desafíos del momento, el primero y principal de los cuales fue sacar al Tomismo de los claustros y de los debates a puertas cerradas entre los teólogos, para incorporarlo de pleno derecho a la cultura profana como una filosofía pública, en legítima competencia con las filosofías modernas. Eso se realizó en un clima de confrontación en múltiples frentes, ya fuese en el debate propiamente tomista o en directa oposición a las filosofías modernas.

Ciertamente, hoy día bien podemos adentrarnos en el pensamiento de Maritain con la certeza de poder apreciarlo como una visión intelectual plenamente desarrollada, gracias principalmente al magnífico esfuerzo de edición y publicación de sus obras completas –'Jacques et Raïssa Maritain. Œuvres Complètes'–, trabajo encabezado por el 'Cercle d'Etudes Jacques et Raïssa Maritain', de Kolbsheim, Francia, depositario del "derecho moral" sobre todas sus obras.

La colección, obviamente en francés, comprende 17 volúmenes, dos de los cuales, XIV y XV, están dedicados a las obras de Raïssa, donde se incluyen los libros escritos por ambos: 'Sobre la Vida de Oración', de 1925, y 'Liturgia y Contemplación', de 1959.

Ya no se trata, como en algún momento se objetó, de una obra dispersa, con libros aislados susceptibles de juicios parciales, sino de una obra completa en la que es posible desentrañar tanto su coherencia, como, sobre todo, el sentido de misión con que Maritain la escribió, lo que tiene como primera evidencia el hecho mismo de sus precisas instrucciones, impartidas poco antes de morir, para catalogarla y publicarla como una unidad.


La diversidad en la unidad de sus obras

Hablando solamente de sus libros, se puede apreciar que Maritain utilizó varios métodos en su producción y publicación. Desde luego, están aquellos libros que, por así decirlo, salieron directamente desde su escritorio a la imprenta, como, por ejemplo, 'Introducción a la Filosofía' y 'El campesino del Garona'; otros resultaron de la publicación de ciclos de conferencias o cursos dictados sobre temas específicos, entre los que destacan 'Humanismo Integral' y 'El Hombre y el Estado'. Existe, por último, un tipo de libros – correspondientes aproximadamente a un tercio del total – que se formaron mediante la recopilación de artículos y conferencias, escritos y pronunciadas en períodos diversos que a veces abarcan varios años. Parte de ellos presentan recopilaciones de contenidos homogéneos, como 'El Doctor Angélico', 'El sueño de Descartes' o 'El Misterio de Israel', mientras que otros conforman recopilaciones de temas de diferentes áreas del saber filosófico, por lo que nos ha parecido apropiado llamarlas "recopilaciones mixtas".

Interesa detenernos en estas últimas, tanto por las dificultades que presentan para su clasificación, como por su valor como expresión de la unidad del pensamiento de Maritain. Entre ellas se destacan 'Scholasticism and Politics', especie de presentación a poco de establecerse Maritain en Estados Unidos en 1940, 'Redeeming the time', editado en Gran Bretaña en 1943, y 'Razón y razones', editado por Charles Journet en Francia en 1947.

Es precisamente en el Prefacio de 'Redeeming the time' –"Aprovechando bien la ocasión" (S. Pablo, Efesios, 5, 16) –, donde Maritain nos explica el propósito que cumplían este tipo de libros.

"Los tópicos tratados en este libro parecen extremadamente diversos. Sin embargo, de hecho, el tema es solamente uno: el hombre en su vida cultural y en las complejas vías de su destino terrestre. Y en lo esencial, su propuesta es también una: los conflictos y antinomias humanos pueden ser superados y reconciliados sólo si primeramente son percibidos en su dimensión total, y si son vistos desde la perspectiva ontológica de la sabiduría cristiana.

"Espero que los ensayos que he reunido aquí puedan dar evidencia de que la filosofía tomista, enraizada en sólidos principios, nos ofrece instrumentos que nos permiten extender las fronteras de la filosofía en sí misma, para adentrarse en los problemas de nuestro tiempo."


Sus obras

Primera etapa (1910-1929) En esta primera etapa, el énfasis de Maritain recae marcadamente en la Metafísica, que constituye la estructura filosófica fundamental del tomismo, acentuación perfectamente razonable si se considera su situación personal como filósofo.

Desde luego, el hecho de que después de su conversión al catolicismo, y no obstante tener estudios completos de filosofía, Maritain haya demorado cuatro años en iniciar su estudio formal del tomismo, "siendo tomista sin tener conciencia de ello", es una indicación muy clara de que la filosofía que haría propia a partir de 1910 no tenía gran presencia, ni siquiera al interior de la Iglesia, que procuraba reactivarla.


Segunda etapa (1930-1939) La característica principal de esta etapa deriva del hecho de haber iniciado Maritain una profunda reflexión en el orden de la filosofía práctica, en el área del Obrar o Ética.

Sin embargo, la nueva preocupación humanista de Maritain no significó en caso alguno apartarse de la ruta iniciada en la etapa precedente, puesto que su producción en el ámbito filosófico puramente especulativo fue incluso más abundante que la de las obras centradas en la perspectiva humanista. Desde luego, aquí destacan los libros más importantes en ambos campos: en el primero, 'Los Grados del Saber', obra que Maritain consideró la más importante de todas las suyas, y, en el segundo, 'Humanismo Integral', probablemente su obra más influyente en el orden práctico.


Tercera etapa (1940-1945) Durante la guerra, ya en los Estados Unidos, Maritain muestra una marcada concentración en la producción de obras de filosofía práctica de gran jerarquía e importancia: 'Los Derechos del Hombre y la Ley Natural', 'Cristianismo y Democracia', 'La Educación en la Encrucijada' y 'Principios de una Política Humanista'. De especial significación es su libro 'Schlasticism and Politics', colección de 'ensayos mixtos', editado por Mortimer Adler, que fue como la introducción de Maritain a la audiencia norteamericana.

También destaca, en lo personal, su testimonio en numerosas obras dedicadas a la suerte de Francia en la guerra y en los mensajes transmitidos regularmente a la resistencia francesa por la 'La Voz de América', entre 1941 y 1944.


Cuarta etapa (1946-1960) Esta etapa, que cubre hasta su regreso a Francia, nos muestra una notable producción en el orden práctico de la Ética, con libros tan importantes como 'La Persona y el Bien Común', 'El Hombre y el Estado', 'Filosofía de la Historia' y 'Filosofía Moral'.

Sus libros en las otras áreas, aunque menos numerosos, son igualmente notables, particularmente 'Breve tratado acerca de la Existencia y lo Existente' y 'Aproximaciones a Dios', en lo especulativo, y 'La Intuición Creadora en el Arte y en la Poesía', el libro culminante su obra artística.


Quinta etapa (1960-1973) En esta etapa deja la impresión de un ritmo de trabajo es muchísimo más lento. Sin embargo, esa es solamente la apariencia que deja el volumen de publicaciones. En cambio, su actividad con los Hermanitos de Jesus fue bastante intensa.

Desde su llegada, dio comienzo a un esfuerzo sistemático de presentación de su reflexión filosófica, teológica y religiosa en seminarios que dictaba regularmente para la comunidad. La mayoría de esos seminarios, que abarcan principalmente temas de metafísica, filosofía de la naturaleza, filosofía moral y teología, fueron recogidos en 1973 en 'Aproximaciones sin Trabas', su libro póstumo. Los tres primeros, dictados en 1962, dieron origen al libro 'Dios y la permisión del mal', publicado en 1963. De allí en adelante, se sucedieron anualmente, salvo, según parece, los años en que Maritain se concentró en obras específicas: 1964, en que desarrolló el texto que serviría de base a 'Sobre la Gracia y Humanidad de Jesús'; 1966, en 'El Campesino del Garona'; y 1970, en 'Sobre la Iglesia de Cristo'.