VIII. APERTURA Y UNIVERSALISMO TOMISTA


(Nota: Se afirma corrientemente que Maritain tuvo en el curso de su vida dos posiciones tomistas completamente diferentes, una – al comienzo de su carrera y hasta fines de la década de los 20s – intransigente, osca y excluyente respecto de las filosofías modernas, y otra posterior, abierta a la modernidad. Las citas presentadas a continuación, en estricto orden cronológico, demuestran que su posición tomista frente a las filosofías modernas fue siempre la misma.)

1. 'Theonas', 1921

      "La filosofía perenne es una filosofía viviente, porque es verdadera. Ahora bien, es claro que, si esa doctrina ha de permanecer entre los hombres, deberá asimilar constantemente lo que es 'otro' fuera de sí misma, así como lo que es nuevo; para ello, debe permanecer en contacto y, si es posible, en continuidad en el orden material con todo lo que no es ella misma. Mientras más fuertes espiritualmente sean los principios que la animan, más capaz será de asimilar e integrar todas las cosas.

       "Sería un error mortal aislar la verdad en una casa de apestados. Y aseguro que los filósofos escolásticos han cometido a menudo este pecado, un pecado del que el profesor y el pedagogo son particularmente culpables.

       "Son las verdades parciales – que a veces se destacan con un relieve extraordinario en la falsa luz y en la tosca perspectiva de doctrinas erróneas – las que debemos reunir y salvar, con el cuidado que una filosofía digna de su nombre debe tener por todo lo que es.

       "Estos son los alimentos que la verdadera filosofía debe asimilar. El tomismo ha ayunado por trescientos años. La historia de la filosofía moderna ha preparado algunos sabrosos platos como para quebrar ese ayuno."

2. 'Antimoderno', 1922

      "Sería de una ingenuidad extrema abordar el pensamiento moderno y simpatizar con todo lo que tiene de bueno, sin tomar la precaución de discernir sus principios espirituales.

      "Por el contrario, solamente una vez hecha tal distinción, una vez asegurado el trabajo de entendimiento que garantice el carácter específico de nuestra vida intelectual, entonces y sólo entonces, podremos y deberemos dejar que juegue libremente la tendencia universalista, tan admirablemente manifiesta en Santo Tomás de Aquino, que obliga al pensamiento a buscar en todo las concordancias más que las oposiciones, los fragmentos de verdad más que sus privaciones y desviaciones, a salvar y retomar más que a derribar, a edificar más que a destruir.

      "El pensamiento de Santo Tomas, en el cual nos esforzamos por inspirarnos en este primer libro, no es el pensamiento de un siglo ni de una secta... es en realidad un pensamiento universal y perdurable, elaborado primeramente por la razón natural de la humanidad; esta doctrina ha sido formulada por Santo Tomás de Aquino no como su doctrina, sino, todo lo contrario, como doctrina independiente de él mismo, como doctrina común: como el bien común del cual Tomás no es más que el fiel ecónomo, como la sabiduría común de la cual no fue más que el agente de transmisión, sabiduría que, aparte de estar formada, podrá crecer y desarrollarse sin fin, y asimilar toda verdad: porque siendo espiritual no esta sujeta al envejecimiento y a la muerte."

2. 'Reflexiones sobre la Inteligencia', 1924

      "Nosotros distinguimos entre las directivas espirituales del pensamiento moderno y las riquezas materiales que éste pone en obra. Tal distinción nos permite integrar todas las riquezas de verdad, todos los matices de vida del pensamiento moderno, sin concesión alguna a sus errores, asunto que hemos procurado trae a luz en 'Antimoderno' y 'Theonas'."

4. 'Siete Lecciones sobre el Ser', 1934

      "Un sistema filosófico mal fundado es un sistema adaptado a la visión de una época y solamente de una época. A causa de esto, su contextura menos sólida le permite arrojarse con mayor rapidez (ciertamente para perecer de inmediato) sobre los nuevos aspectos de la verdad que surgen en ese preciso momento. Se puede afirmar que todos estos sistemas mal fundados constituyen una filosofía virtual y en gestación, cimentada en fórmulas opuestas y doctrinas contrarias, y guiada por lo poco que todas contienen de verdad.

      "Si existe entre los hombres un organismo doctrinal basado por completo sobre principios verdaderos – y tal es para nosotros el caso del tomismo – se incorporará con mayor o menor lentitud – según el grado de pereza de los tomistas –, realizará progresivamente en sí esa filosofía virtual, que llegará de inmediato a ser visible y capaz de vestirse de fórmulas, a formarse y a disponerse orgánicamente. Así es como, según nuestra manera de pensar, el tomismo está destinado a actualizar, progresando también él, el progreso de la filosofía."

5. 'Confesión de Fe', 1939

      "Los diferentes sistemas filosóficos, no obstante lo erróneamente fundados que sean, constituyen en alguna medida, en su conjunto, una filosofía virtual y fluida, en la que se sobreponen formulaciones contradictorias y doctrinas adversas, y que es sobrellevada por los aspectos de verdad que contiene.

      "Por ello, si existe entre los hombres un cuerpo doctrinal sustentado por completo sobre principios verdaderos, tal doctrina incorporará, más o menos tardíamente, a causa de la pereza de sus defensores, pero progresivamente en sí misma tal filosofía virtual, dando forma, en un grado proporcionado, a su ordenación orgánica. Tal es mi idea sobre el progreso de la filosofía."

6. 'Angelic Doctor'. Conferencia, 1951

      "El Doctor Angélico ha equipado a la Razón Cristiana. Eso no puede cambiarse. Eso abre ante nosotros un campo de profunda significación, de nuevos desarrollos, de nuevos descubrimientos y de nuevas conquistas, porque la Razón Cristiana no está equipada para dormirse sobre sus propios tesoros o para repetir fórmulas de libros escolares, sino para luchar y avanzar incesantemente para liberar las verdades que el error mantiene cautivas y, así, dar respuesta a los nuevos problemas y a las nuevas angustias que, a cada paso de la historia, enfrenta el género humano...

      "El tomismo no es un puesto de vigilancia construido para mantener dentro de los límites de la prudencia las intenciones de convertir a la Razón Cristiana en tributaria de cualquier moda filosófica. El tomismo es el arsenal de la Razón Cristiana – y de la simple razón natural – en su trabajo y esfuerzo por conquistar nuevos territorios. El punto principal es entender que las llaves preparadas por el Doctor Angélico están destinadas a abrir puertas, no a cerrarlas."

7. 'La Verdad y la Confraternidad Humana', 1957

      "No hay tolerancia entre sistemas filosóficos – un sistema no puede tolerar otro sistema, porque los sistemas son conjuntos abstractos de ideas que sólo tienen existencia intelectual, en la que la voluntad de tolerar o no tolerar no tiene lugar –, pero puede haber justicia, justicia intelectual, entre sistemas filosóficos.

      "Si no amamos el pensamiento y el intelecto del otro como intelecto y pensamiento, ¿cómo vamos a atrevernos a descubrir qué verdades son expresadas por ellos si nos parecen tan erróneos y desviados y, al mismo tiempo, cómo vamos a ser capaces de liberar dichas verdades de los errores que las someten, para restablecerlas en una sistematización auténticamente verdadera?"

8. 'El Campesino del Garona', 1967

      "¿Qué significan las palabras verdadera filosofía?

      "Significan que, siendo verdaderos los principios, y estando organizados entre sí de una manera conforme a lo real, tal filosofía (posible) está, por lo mismo, equipada para avanzar de siglo en siglo (si los que la profesan no están muy satisfechos de sí mismos o si no son demasiado perezosos) hacia una mayor cantidad de verdad.

      "Esa filosofía tiene el deber de comprender inteligentemente las diversas doctrinas que se desarrollan de edad en edad haciéndole oposición, sacar de ello la intuición generadora y salvar las verdades que tales doctrinas mantienen cautivas."

9. 'Aproximaciones sin Trabas', 1973

      "El tomismo auténtico no es un punto final. Tampoco es la doctrina de un hombre. Sin duda que Santo Tomás ha asumido y llevado a la unidad sobre todo el trabajo de los Padres de la Iglesia y de los Doctores que lo precedieron, así como el de los grandes buscadores de Grecia y de las grandes mentes inspiradas de Israel. Ellos representan tesoros de lenta adquisición por la razón... Tesoros seculares que en un momento determinado fueron reunidos en un organismo inteligible, formado y destinado a crecer por siempre, que extiende sus ágiles brazos a través de los siglos, incesantemente preocupado de encontrar y abrazar nuevas verdades.

      "El tomismo auténtico nos es, como las caricaturas que han dibujado de él sus enemigo y, ¡ay!, algunos de sus defensores, una especie de fuerza policial intelectual o fuerza clerical uniformada, haciendo guardia para defender el pasado y lo que, correcta o erróneamente, se considera la verdad adquirida, preocupado nada más que de la refutación del error, siempre sospechando malicia y herejía en toda nueva germinación intelectual."

      "El Tomismo auténtico siempre experimentará el dolor agudo del parto de las nuevas verdades que deben ser descubiertas, reconocidas e integradas. Las llaves que laboriosamente ha creado tienen el propósito de abrir puertas, no de cerrarlas."